Conoce los cambios significativos que se viven en zonas no interconectadas con la llegada de la energía solar fotovoltaica y como las personas que habitan en  comunidades aisladas a la red eléctrica valoran la energía  y hacen uso eficiente en sus actividades diarias.

Algunas zonas rurales no cuentan con el servicio eléctrico por la dificultad de llevar una red de alta tensión a zonas que no tienen vías terrestres. Aquí es donde la energía solar fotovoltaica es protagonista, ya que se convierte en la solución técnica más viable para poder acceder a la energía eléctrica de manera rápida, fácil y segura.

La mayoría de personas que viven sin energía deben caminar largos trayectos hasta la cabecera municipal o al sitio más cercano que cuente con el servicio de electricidad, es el caso de  Catalina Cantillo quien muchas veces tuvo que realizar el recorrido hasta el pueblo, no solo para abastecerse de alimentos y  tramitar algún solicitudes personales, también lo hizo para poder cargar la batería de su celular.

Cantillo vive en la Vereda el Saspi en La Llanada (Nariño) y quizás a veces no tenia ganas de caminar tantas horas, pero la necesidad de comunicarse con sus familiares y amigos era su mayor motivación para continuar en su camino.


20170928_172331

Al llegar al pueblo,  Catalina como era de  costumbre realizaba sus  compras pertinentes para su hogar  y siempre  aprovechaba conectándose aún tomacorrientes  para cargar tres baterías para su celular, no porque tuviera tres móviles, simplemente vio la solución para tener cargado su celular hasta por una semana como máximo reemplazando  una tras de otra cuando se estuvieran descargando.

Hoy en día Catalina Cantillo es una de las beneficiadas de los sistemas solares fotovoltaicos que se instalaron en  su comunidad a través del proyecto  “Implementación soluciones fotovoltaicas con instalaciones Internas en las zonas verdales del Remate, Sumbianbí, el Campanario, San Luis, el Saspi, los loros y alegría en el municipio la Llanada en Nariño”  que la Empresa Distribuidora del Pacífico S.A. E.S.P. (DISPAC) adjudicó a la Unión Temporal Suncor de la que hace parte SUNCOLOMBIA.

Con la llegada de la energía solar ahora le será  más fácil realizar las actividades del hogar como cargar su celular, escuchar radio, ver televisión, cocinar y tener luz en la noche. Así mismo, las personas que viven en la vereda donde habita Catalina  podrán  economizar dinero en la compra de velas y baterías para las linternas y/o celulares. Todo esto, sin duda, mejorará la calidad de vida de los habitantes de las veredas beneficiadas.

Catalina está feliz con su nuevo sistema solar fotovoltaico en su vivienda,  ahora tiene dos baterías móviles  que  no utiliza, pero son el recuerdo de sus travesías para poder comunicarse con sus familiares y amigos.