Aulas amigas

Los 72 estudiantes y los tres docentes debían cumplir sus responsabilidades en medio de un salón que debió ser dividido para los alumnos de preescolar hasta quinto de primaria. Las condiciones no eran las mejores y debían sufrir con el hacinamiento, el calor, entre otras incomodidades.

Sin embargo, para evitar más inconvenientes, el rector de la Institución Educativa Segundo Amarís Matute, Gelver Feria, hace algunos años optó por construir un rancho de palma, sin paredes, para poder descongestionar un poco esta sede.

“Con los pocos recursos de la escuela solo logramos hacer ese trabajo. No era lo mejor, pero ante la ausencia del Estado se optó por construir ese ranchito con madera y zinc”, precisó.

Indicó el directivo que también estuvo en riesgo de inundarse, pues con el invierno del año pasado, la ciénaga Mata Tigre se desbordó, tras un boquete que abrió el río Magdalena y puso en riesgo la escuela. Las clases fueron suspendidas, pues las corrientes impidieron que muchos niños llegaran a recibir sus clases.

Ante las peticiones de padres de familia, de alumnos, docentes y directivos de la institución, la vereda Hatillo Boca del Monte, fue una de las beneficiadas con el proyecto de ‘Implementación e innovación de Aulas amigas con paneles solares’, un modelo con el que la Gobernación de Bolívar buscará llegar a las zonas más apartadas del departamento y que pretende fortalecer la educación apostándole a la calidad.

Ermelinda Trespalacio Donado, residente de Hatillo Boca del Monte, expresó las dificultades que antes sufrían los pequeños, pero la iniciativa de las ‘Aulas Amigas’, se convirtió en una motivación más para que los estudiantes se interesen por asistir a su escuela.

Agradeció a Dios por tenerlos en cuenta en este proyecto, pues era necesario que el Estado diera una mirada a esta comunidad del sur profundo, con el fin de resolver una de sus tantas necesidades. “Esto en verdad se necesitaba”, dijo.

El proyecto
De acuerdo con el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, este proyecto tiene como objetivo brindar una solución integral en materia de infraestructura, calidad educativa y permanencia de los estudiantes de seis aulas ubicadas en el área rural de los municipios de El Carmen de Bolívar, San Juan Nepomuceno y Hatillo de Loba.

Explicó, además, que con una inversión de $1.200 millones se beneficiaron en esta primera fase seis corregimientos o veredas de los municipios de El Carmen de Bolívar (Santo Domingo de Meza, Sierra La Tejera y El Cocuelo), San Juan de Nepomuceno ( El Hobo y San Pedro Consolado) y Barranco de Loba (Hatillo Boca del Monte). Se aspira a beneficiar 20 comunidades más.

Estas “’Aulas amigas’ cuentan con tecnología de punta que mediante el uso de  paneles solares les permite tener energía eléctrica permanente, a pesar de estar en zonas catalogadas como no interconectadas.

También cuentan con programas interactivos que, mediante el uso de la tecnología, permiten a los estudiantes y a los maestros interactuar con una plataforma educativa digital para mejorar el aprendizaje y la enseñanza de las diferentes competencias y disciplinas establecidas en los Proyectos Educativos Institucionales de cada plantel.

Más tecnología
15 pines de acceo a E-Kampus (es una comunidad virtual que cuenta con 12 módulos que se presentan a través de videos, simuladores 3D interactivos y experimentos prácticos y teóricos en los que se enseñan ciencias naturales, ciencias físicas y químicas, matemáticas, entre otros. Una máquina de hacer tareas, dos cursos Virtuales Ciudadano Digital, un contenido de repaso, pruebas Saber por un año y un PIN de Maestro Digital.et

Cada aula cuenta con un sistema de energía solar fotovoltaica (3,8kWp)  que tiene una capacidad suficiente para alimentar el aire acondicionado, luces, el sistema de sonido, video beam y elementos para la interacción con el tablero digital.

Son construcciones de un área de 63 metros cuadrados, elaboradas principalmente con láminas de madera plastificada. “Esta metodología de construcción permitió darle solución al problema de la titularidad de los terrenos, que se había convertido en una de las trabas para construir las mejoras de estas sedes rurales de las respectivas instituciones educativas”, expresó el gobernador.

Añadió que al ser consideradas aulas prefabricadas, no fue necesario adquirir los terrenos para poderle hacer los mejoramientos que se necesitaban.

Lo que tienen las aulas 

Cuenta con el paquete Mi Tecnología que comprende:
Un tablero óptimo de Mando Interactivo – TOMI (permite escribir sobre una presentación, un contenido multimedia, sitio web, imagen o cualquier contenido que se proyecte desde el computador. Permite guardar imágenes proyectadas en el tablero, así como videos, la presentación de clases y demás contenidos que se proyecten en el mismo); un proyector, un kit de calificación (es una plataforma para que los docentes evalúen, creen pruebas, califiquen y analicen los resultados  de los exámenes de los estudiantes de una manera más efectiva), sistema de sonido, computador portátil, base fija para proyectos con canastilla de seguridad, una caja de control cerca al puesto del maestro, a la cual, llega la red de cableado eléctrico, TOMI, proyector y sonido con sus respectivos canaletas, capacitaciones a docentes y campaña de comunicaciones a la comunidad.

“La comunidad está muy contenta, pues sienten que por fin el Estado comenzó a mirar sus necesidades. Este proyecto de la Gobernación tiene felices a los niños y a los padres. Solo estamos esperando que la Secretaría de Educación termine la conectividad para arrancar con toda”, indicó el rector Gelver Feria.

El docente Carlos Tafur Quiroz aprovechó para decir que “que el gobierno departamental nunca había hecho presencia y ahora de esta manera comenzó a dar solución a uno de los problemas que tenía esta comunidad. La gente ha quedado muy encantada con este proyecto”.

Fuente: El Universal