fbpx
+57 (1) 486 4718 info@suncolombia.com
Cra. 21 No. 164 - 74 Toberín | Bogotá – Colombia

Mini Carrito

Alemania es pionera de una transformación histórica a la que llama Energiewende, una revolución energética que, según los científicos, todos los países deberemos completar tarde o temprano si queremos evitar una catástrofe climática. Alemania va a la cabeza de las grandes naciones industrializadas. El año pasado obtuvo en torno al 27 % de su electricidad de fuentes renovables tales como la energía eólica y solar, el triple que hace un decenio. El cambio se aceleró tras la fusión de la central nuclear de Fuku­shima, en Japón, a raíz de la cual la canciller Angela Merkel anunció que Alemania clausuraría sus 17 reactores nucleares antes de 2022. Hasta la fecha se han cerrado nueve, y las energías renovables han compensado la pérdida con creces.

Alemania, la cuarta economía del mundo, ha prometido algunos de los recortes de emisiones más contundentes y planean hacerlo de la siguiente manera: en 2020, un 40% respecto de 1990, y en 2050, al menos un 80%.

Ahora mismo el cumplimiento de esas promesas está en el aire. La revolución alemana nació de la sociedad: a ciudadanos particulares y Genossenschaften (cooperativas) energéticas corresponde la mitad de las inversiones realizadas en renovables. Pero las empresas energéticas tradicionales, que no previeron la revolución, presionan al Gobierno de Merkel para que pise el freno. El país sigue obteniendo bastante más electricidad del carbón que de las renovables. Y la Energiewende tiene por delante un camino todavía más largo en los sectores del transporte y la ca­­lefacción, que en conjunto emiten más dióxido de carbono (CO2) que las centrales energéticas.

La Energie­wende llevará mucho más tiempo e implicará hasta al último alemán: más de 1,5 millones de ellos, cerca del 2 % de la población, ya están vendiendo electricidad a la red. «Es el proyecto de toda una generación; no estará listo hasta 2040 o 2050, y es complicado –afirma Gerd Rosen­kranz, analista del laboratorio de ideas berlinés Agora Energiewende–. Para los consumidores finales supone un encarecimiento de la electricidad. Aun así, si en una encuesta pregunta a la gente si está a favor de la Energiewende, el 90 % le dirá que sí.»

Foto y artículo tomados de: https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/grandes-reportajes/revolucion-energetica-en-alemania-2_9762/10

 

Un grupo de estudiantes de la Universidad McGill en Montreal creó el proyecto Mochila Soular. El mismo consiste en un bolso diseñado para que alumnos de las distintas zonas rurales de África puedan transformar la luz del sol en energía eléctrica y así poder utilizarla durante la noche.

La organizadora del proyecto es Salima Visram, una jóven oriunda de Kenia que se encuentra haciendo sus estudios en Montreal. La iniciativa surgió luego de que Visram se decidiera por ayudar a los habitandes de su pueblo que no cuentan con los recursos para poder incorporar en sus casas paneles solares ya que la energía eléctrica por cable no llega al lugar.

El funcionamiento de las Mochilas solares consta de un panel que recibe la luz solar convirtiéndola en energía que se almacena en baterías que luego pueden utilizarse por ejemplo para iluminar casas. Cabe destacar que en la actualidad la forma tradicional de iluminar espacios en esta zona de África es con estufas de Kerosene, un recurso costoso y muy peligroso si no se toman las medidas de seguridad pertinentes.

La decisión de utilizar las mochilas de los estudiantes, se debe al recuerdo de Visram de pasar largas horas caminando con su bolso a cuesta bajo el sol para ir y volver de la escuela. Con tres o cuatro horas de esta exposición al sol, las baterías permitirán mantener encendida una lámpara led durante unas 8 horas.

El proyecto, se encuentra presentado en plataformas de crowdfunding logrando cumplir con su objetifvo inicial por lo que en poco tiempo comenzarán a fabricar las primers 2 mil mochilas. En esta primera etapa, el producto será totalmente gratuito, aunque en un futuro deberán comenzar a cobrarlas. Para que esto no suceda, ya se encuentran reuniéndose con orgnanizaciones como UNICEF, para poder expandir la iniciativa por todo el continente.

La propia Salima explica el funcionamiento de su proyecto con este Video:

 

China es el país con más granjas de este tipo,  la combinación de energía solar y agricultura plantea soluciones claras a un problema que se venía presentando desde inicios de la década gracias a la predilección que ganaban las granjas solares frente a las plantaciones agrícolas en todo el mundo.

Ante la necesidad de potenciar el uso de energías renovables antes de 2030, de acuerdo con las metas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en pro del cambio climático, alternativas como las granjas solares se han posicionado con fuerza en países como China y Estados Unidos.

Como una solución viable al respecto, se ha empezado a hablar de la “agrovoltaica”, que consiste en la unión de paneles solares y terrenos agrícolas que no solo contribuyen a crear una agricultura sustentable, sino que también solucionan el problema del espacio que existía entre estos dos aspectos.

Según estudios de la Universidad de Stanford, este modelo es totalmente funcional en casos como las plantas de ágave, utilizadas para producir etanol y que ha probado su resistencia en climas secos, además de que requiere un consumo mínimo de agua para su supervivencia. Esto también permite denotar que el desierto podría ser un lugar más amigable para la agricultura, de acuerdo con los investigadores.

Además de los alimentos, existen otras maneras de combinar las plantas y la energía solar de acuerdo con reportes del Laboratorio Nacional de Energía Renovable de Estados Unidos. Gracias a ello, los granjeros han considerado la localización de paneles solares en zona de poco uso de sus granjas. Dicha metodología podría generar suficiente energía “para suplir las necesidades de un estado”.

Tomado de: https://www.agronegocios.co

Imagen: http://globalaxxis.cl/

 

Facebook tiene como objetivo usar 100% energía renovable para el final de este año. Para lograr esto, acaba de invertir cientos de millones de dólares en una granja de energía solar cerca de uno de sus data center más grandes en Texas, Estados Unidos.

La nueva granja comprada por Facebook sería dos veces más grande que el Central Park de Nueva York. De acuerdo con el portal FastCompany, esta estaría en construcción; la inversión sería la primera de la empresa en este sector (no sería una compra a terceros) y habría sido de cientos de millones de dólares (no se han hecho publicas cifras específicas).

En agosto de 2018, Facebook se comprometió a reducir su huella de carbono para el 2020. Desde entonces, la empresa ha firmado contratos de largo plazo con compañías de producción de energía solar y eólica.

“Siempre buscamos nuevas formas y flexibilidad para alcanzar nuestro objetivo de energía renovable”, le dijo Peter Freed, director del proyecto de energía renovables de Facebook a FastCompany. La granja tiene un tamaño de 4.600 acres (alrededor de 1.861 hectáreas), puede producir 379 megawatss. Esto significa que la empresa podría producir la energía necesaria para 300.000 casas.

Las ventajas para Facebook de invertir en energías renovables

Facebook habría solicitado un prestamos de 416 millones de dólares para invertir en su proyecto de energía solar y específicamente en la granja de Texas. De acuerdo con el portal Yahoo Finance esto es solo una porción del costo total de la inversión.

Facebook es un inversor de capital fiscal en la granja solar. Esto significa que  podrá aprovechar créditos de impuestos fiscales generados por el proyecto.

La red social no solo usará la energía en su propio data center, además, le venderá energía a Shell, que a su vez la revenderá a terceros.

Tomado de: https://www.enter.co/cultura-digital/negocios/facebook-granja-energia-solar/

 

Durante  los primeros dias del mes de Mayo Argentina inaguró el aeropuerto Comodoro Rivadavia  cuyo funcionamento es complentamente sustentable usando energía solar.

Un informe oficial recogido por Energía Limpia XXI destaca que las nuevas instalaciones utilizan un 25 por ciento menos de energía que las terminales tradicionales, lo que convierte  en el primer aeropuerto 100% sustentable de Argentina, al contemplarse la utilización de materiales de la región y el uso responsable de energía y recursos naturales.

El edificio se construyó, en su mayor parte, con materiales que se fabricaron u obtuvieron en la región (800 kilómetros), lo que minimiza las emisiones de CO2 asociadas con el transporte.

En el techo del aeropuerto se colocaron paneles solares térmicos para generar agua caliente, reduciendo el consumo de energía de red y favoreciendo la generación de energía renovable sin impacto sobre el ambiente.

Este tipo de aeropuertos se han construido anteriormente en países como China, Japón, y Alemania, y en años más recientes en Brasil, Chile y México. Argentina se suma a esta nueva tendencia de cambios positivos en el modelo de construcción, en los que prima la necesidad de aportar al medio ambiente.

Esperamos que este tipo de construcciones sigan aumentando y que lleguen a nuestro país asegurando un entorno más sostenible y amigable con el medio ambiente.

Tomado de energialimpiaparatodos.com y infobae.com

Contáctanos