fbpx
+57 (1) 703 0333 info@suncolombia.com
Cra. 21 No. 164 - 74 Toberín | Bogotá – Colombia

Mini Carrito

 

El kilovatio hora (kWh) es la unidad que expresa la relación entre energía y tiempo, se usa generalmente para la facturación del consumo eléctrico domiciliario.

Los vatios (o Watts) es una medida utilizada para la potencia de un  aparato eléctrico, consumo o producción de energía del mismo y equivale a la producción de energía de 1 Julio por segundo.

Si  se consume en grandes cantidades la medida se muestra en kilovatios (kW), que equivale a mil vatios. Si es más grande todavía, se mide en megavatios (MW), que es un millón de vatios o mil kilovatios. Y un gigavatio (GW) es una unidad de potencia equivalente a mil millones de vatios.

kilovatio hora (kWh), se refiere la cantidad de energía que se desarrolla durante una hora con una potencia de un kilovatio.

Ejemplo:

Busque en el electrodoméstico la potencia (W). Algunos dispositivos muestran un rango de vatios, como “200-300 W”. Puede ser más preciso elegir el punto medio de este rango, o 250 W en este ejemplo.

Multiplica el vatiaje por horas consumido cada día. Los vatios miden la potencia o la energía consumida a lo largo del tiempo. Multiplicar por una unidad de tiempo te da una respuesta en términos de energía, que es lo que importa para tu cuenta de la electricidad.

Ejemplo: Un microondas de  250 vatios funciona durante un promedio de 5 horas al día. Los vatios-hora diarios del microondas  son iguales a (250 vatios) x (5 horas / día) = 1250 vatios-hora al día.

Divide el resultado entre 1000. Un kilovatio es equivalente a 1.000 vatios, así que este paso convierte tu respuesta de vatios-hora en kilovatios-hora. Ejemplo: has calculado que el microondas  consume 1250 vatios-hora de energía al día (1250 vatios-hora / día) ÷ (1000 vatios / 1 kilovatio) = 1,25 kilovatios-hora al día.

 

Durante el mes de junio, el Índice de Calidad de Aire, también conocido como ICA, presentado por el Sistema de Vigilancia de la Calidad de Aire de Santiago de Cali, arrojó que el sector de Cañaveralejo es uno de los que mejor calidad de aire presenta, seguido de Compartir y Pance. Estos resultados evidencian los esfuerzos de los entes privados y gubernamentales por preservar el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos.

La Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, por mencionar un ejemplo, se la ha jugado en pro de capacitar a las comunidades aledañas a ríos importantes y zonas de protección ambiental para disminuir los índices de contaminación y crear conciencia alrededor del tema. En la cuenca Calima han vinculado a instituciones educativas y vecinos del sector para llevar un mensaje de conservación del bosque y los recursos hídricos que rodean la zona.

Por otro lado, con la instalación de paneles solares en la Universidad Autónoma de Occidente y, recientemente, en la estación de policía de Florida, esta región le ha dado al país lecciones de sostenibilidad, con el objetivo de ayudar a liberar la carga energética utilizando energías renovables. Pero los esfuerzos no se limitan aquí, ya que el sector industrial también se ha sumado para hacer que el departamento de gran paso para ser más amigable con el entorno.

Es el caso de Colombina, una organización que tuvo sus inicios en el Valle del Cauca, específicamente en la Paila, corregimiento de Zarzal, y cuyos esfuerzos en el tema se han visto reconocidos al ser incluidos por quinto año consecutivo en el anuario de sostenibilidad 2018, realizado por la firma suiza RobecoSam. En esta edición ocuparon el sexto lugar entre las compañías de alimentos con mejores prácticas sostenibles a nivel mundial.

Esto último sirve de espaldarazo para que la compañía siga avanzando en este tema, que no solo incluye un buen proceder ambiental, sino que alienta al desarrollo social de la región. Y es que, para Colombina, la sostenibilidad ha hecho parte de su modelo de negocio desde siempre, ya que, de acuerdo con el vicepresidente de Planeación Estratégica, la única manera de crecer y perdurar en el tiempo es creando relaciones transparentes, de confianza y de desarrollo mutuo con los grupos de interés.

En cuanto al balance ecológico, la compañía ha invertido, en los últimos 4 años, cerca de 26.000 millones de pesos en la construcción y mantenimiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales de las fábricas de producción, así como en diferentes iniciativas para mitigar sus impactos medioambientales. “Destacamos los planes de acción implementados para disminuir la huella de carbono, dando como resultado una reducción del 18 por ciento, entre los años 2015 y 2017”, concluye Marchetti.

Por: El Tiempo

Contáctanos